• Veinte años mirando por ti

    Opticalia Muiña, en La Calzada, representa la seriedad y el futuro de la profesión óptica tanto por los exámenes visuales que realiza como por la tecnología que emplea y las nuevas técnicas que ofrece.

    Opticalia Muiña lleva casi 20 años en La Calzada, uno de los barrios más populosos de la ciudad. Son muchas las cualidades que distinguen a esta óptica con solera dirigida por Guillermo Suárez Muiña, uno de los nietos, hijos y hermano de todo un clan de joyeros que llevan toda la vida en el barrio.

    Opticalia Muiña, a diferencia de las numerosas franquicias y cadenas que existen en el sector, es un concepto diferente de negocio en el que el óptico es propietario de su negocio y la firma sólo aporta su nombre apoyo publicitario, además de una imagen corporativa y la posibilidad de tener en exclusiva determinadas marcas como Pepe Jeans, Mango, Custo, David Delfín, Javier Larrainzar, Pull and Bear o Amichi, entre otras.

    En el caso de Guillermo S. Muiña, su carácter inquieto y su interés por aplicar al mundo de la óptica las últimas técnicas y los conocimientos más avanzados ha permitido que en Opticalia Muiña se puedan llevar a cabo determinados tratamientos como la ortoqueratología y, además, en su consulta los exámenes oculares se realizan con todo el tiempo y dedicación, que como él muy bien explica exige este tipo de pruebas. A diferencia de como sucede en otro tipo de ópticas, en Opticalia Muiña el examen visual dura casi 40 minutos, tiempo que se emplea en realizar numerosas pruebas, como observar el fondo de ojo, hacer topografías corneales para ver si existe alguna alteración en la córnea, evaluación de la transparencia de los medios oculares y observar posibles anomalías de los párpados y película lagrimal, etcétera.

    En este sentido, S. Muiña afirma que los ópticos llevan tiempo luchando para que los optometristas ocupen el puesto que se merecen en la sanidad pública, y esta reivindicación se fundamenta en hechos como el de la enorme lista de espera que existe en los ambulatorios y hospitales en oftalmología y que supera los seis meses porque, en la mayoría de los casos, se trata de pacientes que acuden para una simple graduación que puede hacer un óptico, y es más, el propio óptico-optometrista está capacitado para detectar algunas patologías oculares y remitir al paciente al oftalmólogo o especialista adecuado, con lo que se agilizaría enormemente el servicio.

    La óptica de Guillermo Suárez Muiña es una garantía tanto para quien busca una gafa de calidad como para quien quiere asegurarse de obtener una buena graduación de su visión o contar con la última tecnología relacionada con la misma. 

    En esta óptica de La Calzada cuentan con un retinógrafo que permite ver el fondo de ojo y, a través de él, detectar enfermedades de la retina. 

    Como explica Guillermo S. Muiña: “Actualmente trabajamos con una red de retinólogos que gracias a internet evalúa las retinografías de forma remota y emite un informe médico en menos de 48 horas. Han desarrollado un sistema eficaz de cribado para poder detectar signos de enfermedades de la retina en un estadio precoz. En caso que se presente alguna alteración deberá acudir a su medico especialista”. Para más información, visitar optretina.com

    Centro auditivo. Opticalia Muiña cuenta también con un centro auditivo homologado por sanidad con audioprotesistas titulados y con una sala completamente insonorizada, además de disponer de la solución ideal para las diferentes pérdidas auditivas, así como tapones de baño a medida, etc.


    Opticalia Muiña, tu óptica en el barrio de La Calzada en Gijón.
    Llámanos para reservar tu cita: 985 31 61 39